asertar_BLOG_4
FILOSOFÍA DE LA ASERTIVIDAD

Cotidianamente nos enfrentamos a situaciones que nos provocan ansiedad y tensión, debido a que no hay una respuesta satisfactoria a ellas: un vendedor que insiste de manera molesta, una persona que se adelanta en la fila, alguien que nos pide prestado el automóvil, etc.

En este sentido, La filosofía de la asertividad se basa en la premisa de que cada individuo posee determinados derechos humanos básicos. Estos derechos incluyen cosas fundamentales tales como: «El derecho de rehusar solicitudes sin tener que sentirse culpable o egoísta». «El derecho a afirmar las propias necesidades como tan importantes como las de los demás». «El derecho a cometer errores» y «El derecho a expresarse en tanto no violemos los derechos de los demás». (Jakubowski – Spector)

– El derecho a negar peticiones sin tenerse que sentir culpable o egoísta.

– El derecho a considerar las necesidades propias tan importantes corno las necesidades de otras personas.

– El derecho a equivocarse.

– El derecho a expresarse mientras no se violen los derechos de otros.

De esta manera, la asertividad es un modo de ayudar a las personas a sobrevivir en un mundo con dificultades, de una manera más sana, más feliz y con mayor soltura.

Es un estilo en el que todo es importante. Cuando se aprende y se practica inteligentemente, se aumenta la confianza mutua, la cercanía emocional y el tacto personal.

Es un tratamiento importante, más no el único. Es parte de una estrategia más amplia para superar la ansiedad, la depresión, la hostilidad y otros problemas de comunicación.

Debido a la dificultad de muchos autores que hablan al respeto hemos formulado nuestra definición, ya que de manera correcta no se ha llegado a un consenso.

«La capacidad creativa y madura de la persona para enfrentarse de forma realista a las diferentes situaciones que se le presentan, respetando los derechos fundamentales, tanto de sí mismo como de los demás».

La Asertividad tiene las siguientes metas:

– Comunicación directa sincera.

– Mutualidad, entendiendo por esto: dar y recibir respeto, pedir «juego limpio»; dejar un espacio para acuerdos, en caso de que las necesidades y derechos de la otra persona- entren en conflicto.

Las principales respuestas que dan las personas a las situaciones que la vida presenta, se pueden clasificar de la siguiente manera.

TRES ESTILOS DE RESPUESTA

La gente entra en relaciones con los derechos humanos básicos a 10 largo de un continuo de estilos de respuesta: asertividad, no-asertividad y agresión:

1.- ASERTIVIDAD

Es un estilo de respuesta que reconoce las fronteras entre los propios derechos, individuales, y los de otros; opera para mantener y establecer límites. Implica defender los derechos propios, expresando pensamientos de manera directa, sentimientos de forma sincera y creencias, apropiada y oportunamente; de tal modo que no se violen los derechos de los demás.

 

Mensajes del estilo que proyectamos Metas del estilo
«esto es lo que yo pienso» Se dicen las cosas sin dominar, humillar, rebajar o degradar a las personas.
«Así es como yo veo la situación».
Esto  es lo que yo siento»;

 

2.- NO ASERTIVIDAD.

Se presenta cuando uno permite que se restrinjan los propios límites. Implica violar los derechos propios, sin expresar nuestros pensamientos, sentimientos y creencias o expresarlos con disculpas, pasando inadvertidos; de tal manera que los demás fácilmente pueden desatenderlos e ignorarlos.

 

Mensajes del estilo que proyectamos Metas del estilo
«yo no cuento», Apaciguar a los demás.
: «tú puedes aprovecharte de mí” Evitar el conflicto a cualquier precio.
«mis pensamientos no son importantes, los tuyos son los únicos dignos de ser oídos»

 

3.- AGRESION.

El tercer estilo, se da cuando una persona invade las fronteras de los derechos de otro individuo. Implica defender los derechos propios, expresando pensamientos de manera directa, sentimientos de forma no sincera y, creencias, inadecuada e inoportunamente; de tal modo que siempre se violen los derechos de los demás.

 

Mensajes del estilo que proyectamos Metas del estilo
«Esto es lo que yo pienso, tú eres un estúpido por pensar de manera diferente» – Dominar y ganar humillando, degradando, despreciando
«esto es lo que yo quiero, lo que tú quieras no es importante» – Forzar a la otra persona a perder.
«esto es lo que yo siento, lo  que, tú sientas no cuenta»

 

LENGUAJE VERBAL

Una tercera forma de diferenciar entre asertividad, no-asertividad y agresión es prestar atención al tipo de lenguaje verbal que se utiliza.

Ciertas palabras tienden a estar asociadas con cada estilo. Las palabras no-asertivas pueden incluir calificadores («puede ser»; «supongo», «me pregunto si Vd. podría», «debería tener en cuenta», «sólo» ‘Justo», «no puedo», «no piensa Vd.»). Expresiones («uh», «bien», ‘Vd. sabe», «y») y negadores («esto no es realmente importante» «no molestar»).

Las palabras agresivas incluyen amenazas («mejor sería», «si no te cuidas») poner debajo («despabilado» «tienes que estar bromeando») comentarios evaluativos («debes» «malo»)y términos sexistas o racistas.

Las palabras asertivas pueden incluir afirmaciones «yo» («yo pienso» , «nosotros»),palabras cooperativas («veamos» «¿cómo podemos resolver esto?») y afirmaciones empáticas, de interés («lo que Vd. piensa» «lo que Vd. ve»).

Los aspectos emocionales, no-verbales son claves de ayuda para reconocer los estilos de respuesta, pero deben de ser considerados como indicadores generales y no como medios de etiquetar la conducta.

En esto tu temperamento juega un rol importantísimo, descubre cómo ser más asertivo y mejora tus relaciones con colegas, familiares, amigos y principalmente contigo mismo. Síguenos en las redes sociales y participa en nuestros cursos.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment