TED-BLOG
La trampa del lenguaje

“Quidquid recipitur ad modum recipientis recipitur”… un refrán de la filosofía antigua que parece trabalenguas pero no lo es, lo que significa es “Lo que se recibe se recibe al modo de quién lo recibe”

En pocas palabras, este líquido toma la forma del recipiente, el agua toma la forma de la jarra o de la alberca o del lecho marino, el continente puede ser amplio o puede ser una tapa de una botella.

Difícil ser empático y hablar desde aquí, desde mi realidad, cuando no conozco las vivencias de cada persona que me está escuchando, sin embargo trataré de serlo, mis hermanas son 5 y mis hijas Angélica y Vero, amigas y pareja…conozco las experiencias de acoso sexual que viven, aunque no hay verdades absolutas y son simplemente aproximaciones a partir de mi propia experiencia relacionada con mujeres que han tocado mi vida. Por eso comprendo el Hashtag #yotambién, de #metoo, tenemos que luchar todos, hombres y mujeres contra todo tipo de violencia. Nos estamos destrozando, desmoronando.

Se levantó del diván y su psicoanalista le dijo.

–  La próxima vez, trabajaremos con el inconsciente.
–  ¡Huy! doctor no creo que mi marido, quiera venir.

Eso me recordó lo que una vez Rafa me dijo:
–  Cundo veas a Jorge, me lo saludas.
–  ¿Cómo, Rafa? ¡Si Jorge soy yo!
–  Por eso, cuándo puedas verlo bien, cuando tenga tiempo, cuando medite, me lo saludas, ya que estás como los caballos en una carrera desenfrenada, levantando tanto polvo que ya no ven ni siquiera a dónde van.

Y es que es verdad lo que me dice Rafa, ya que muchas veces vivimos atrapados en una sociedad de consumo, en un sistema patriarcal, en donde también el lenguaje se convierte en un producto, en un objeto. Nos sale al encuentro el ejemplo de la palabra “amigo”: un término tan valioso que representa tánto, ahora se ha desvirtuado con Facebook; los amigos se cuentan con los dedos de una mano, ahora lo que importa para muchos más bien es la cantidad de amigos que la calidad…entonces ¿Dónde quedó la empatía, la cercanía, y el contacto del amigo?

imagen-1

Las diferencias entre el hombre y la mujer son biológicas…; desde los genes, que si el “X”, que si el “Y”, que si la testosterona y otras sustancias que contribuyen a las tres “F” que nos decían nuestros abuelos: El hombre debe ser Feo, Fuerte y Formal…

La palabra “machismo” dicotomiza, polariza, invoca la inexistencia individual, no dejándonos ver dónde está el hombre real, dónde está el sujeto que sustenta todo, ¿Dónde aquél contacto y aquella ternura iniciales al nacer? como cuando Rafa me decía: “Cuándo veas a Jorge me lo saludas…” y yo era Jorge… o pensaba que lo era.

Y justo aquí me quiero detener compartiéndoles tres reflexiones que tienen que ver con los grilletes del lenguaje, a partir de mi experiencia.

Espero contribuir a recuperar a ese ser humano como lo vemos en la imagen, lo primero que pide al nacer de manera espontánea y natural, es el contacto, es la ternura ¿dónde está ese ser humano, dónde lo perdimos?

imagen-2
Nacemos y lo primero que buscamos de manera natural es el contacto, es la ternura, la primera zona neuronal que se enciende es la de la relación, entonces cabe la pregunta, ¿Dónde está ese corazón? ¿Dónde está ese ser humano? ¿Quién lo hizo un ser tan violento? ¿Dónde está Jorge? Pregúntense: ¿Dónde estoy yo?

Ese ser humano está encadenado a TRES GRILLETES: El primero tiene que ver con el lenguaje con la semántica, con las palabras y su significado. El ser humano no puede seguir en medio de los “ismos” (fanatismo, nacionalismo, egocentrismo, individualismo, totalitarismo, populismo, machismo, feminismo), lenguaje que nos enajena, nos separa, nos hace perder de la conciencia la equidad y la justicia, lenguaje que nos segrega en un determinado rincón y nos separa, nos hace violentos, estereotipos falsos, ¿Quieren ejemplos?

Mujeres de Venus, hombres de Marte (por cierto la tierra queda en medio), las mujeres son sensibles, los hombres son cerebrales, la mujer camina en laberintos, el hombre en línea recta… Todo lo anterior tiene que ver con Paradigmas falsos que asfixian y acartonan al ser humano.

“El último es vieja” “No le pegues como nena”, “Los hombres no lloran”, “aguántese como hombrecito”, “Cállese”, “Si te pegó, pégale”. Ahí ahogamos al ser humano, desde ahí lo hacemos violento, hacemos que un hombre sea agresivo, destructivo contra ellos y contra ellas.

“Del dicho al hecho hay mucho trecho” La segunda cadena es el lenguaje de los hechos (“Lo difícil no está en morir por un hombre o mujer lo difícil está en vivir con él o ella”) Cada recipiente recibe vivencias distintas en cuanto a su crianza en relación a la masculinidad y paternidad… Y ya no hablo de lo que les dijeron, sino del ejemplo que les dieron. ¿Qué papel jugaron nuestros padres? ¿Violentos? ¿Simplemente indiferentes? hubo desfase entre el video y el audio? ¿Incongruencia entre lo que escuchamos y lo que vimos en casa y en la escuela? ¿Hubo equidad? o desigualdad…

Me ha tocado estar de cerca con los presos, conocer algunas historias, tal vez algunas se asemejan en mayor o menor proporción a los que estamos aquí, padres alcohólicos golpeadores, ” cuando tomaba me acariciaba”, poco tiernos, mujeres que se dejaron golpear y maltratar por los hombres, padres violentos que nunca acariciaron, papás alcohólicos, agresivos, apapacho, regaño, ”mi padre me hablo con groserías”, la doble moral por un lado, domingos de misa y gritos, vida doble, nunca estaba presente, “nunca tuvo unas vacaciones conmigo” “me golpeó como si yo fuera de su edad y fuerza” “golpeaba a mi Mamá”. ¿Es eso lo que vivimos? ¿Es eso lo que nos decían?

Si tiene cuatro patas, enreda la cola y hace miau ¿Qué es? Gato y entonces por qué queremos que sea perro, si sembramos violencia eso vamos a cosechar.

Y ¿qué “onda” con la escuela? Educar viene de Edúcere, sacar de, y no meter en… ¿Cuál es nuestra educación, pública o privada?
Sólo matemática, listas, calificaciones, amenaza, competencia, en donde se establece tajantemente la diferencia radical entre lo que pertenece al hombre y lo que es de la mujer, siendo que somos esencialmente iguales. Escuelas para hombres y escuelas para mujeres (¡Las hay todavía!) Una educación que separa la cabeza del ser humano de todo lo demás, del corazón, de los brazos, manos, de las piernas, del cuerpo, escuelas en donde no existe la convivencia, la comunicación, la danza, la música, el arte, ahí matamos al ser humano. ¿Qué me dirían de una persona que solo desarrolla el brazo y deja sin importarle el resto del cuerpo? sería una mano enorme y el resto pequeñito, una educación sin la mayoría de los valores.

imagen-3
La tercera cadena está eslabonada por un lenguaje incongruente y mentiroso; reglas de civilidad y preceptos morales sólo para facilitar el ejercicio del control y del poder. Desde tiempos inmemoriales, una sociedad Patriarcal y machista que anula e incluso desprecia la sensibilidad, la equidad, la igualdad de oportunidades, instituciones violentas en el gobierno que no ayudan a la convivencia.

Sin la ética ni la congruencia, ni el deseo de verdad, ¡Cuántas empresas hay que no permiten la expresión de sentimientos, la sensibilidad, el trato humano al ser humano, considerado como un simple recurso. El gobierno no ha sido capaz de canalizar la libido, todo espacio verde lo convierte en centros comerciales, alteres del consumismo. Instituciones religiosas con principios arcaicos en relación a la mujer… y podríamos seguir. En estas tres cadenas y otras más están atrapados el corazón del hombre y el corazón de la mujer.

Ante este resquebrajamiento y autodestrucción, ante esta pregunta de ¿Dónde estoy? Quiero partir de una experiencia personal:
Un sacerdote amigo de la familia, puso las manos sobre el vientre de mi madre estando yo dentro. “Ofrézcaselo a Dios… no hay quinto malo” como en los toros.

Así que yo cambié el ropón blanco del bautismo por la sotana negra y estuve 14 años en un seminario, todos éramos hombres y la mujer estaba en un altar, en un nicho como la Inmaculada, si yo me enamoraba, aunque por dentro sintiera la hormona en la espiritualidad activa, tenía que camuflar mi deseo y decirle a esa mujer, “La amistad de Cristo es la que nos une”. Sí que me pesaba el voto de castidad más que los otros… aunque por dentro bullía en mí el deseo como un volcán en erupción, al final tuve que pedir ayuda y colgar la sotana y entrar a psicoanálisis.

He estado, entre unas y otras, más de 20 años en terapia, y mis hijos dicen: “La mejor prueba de que las terapias o el psicoanálisis no sirven es mi papá”. Pero yo creo que en algo sí, y lo primero que quiero decir es que no soy víctima de nada, agradezco todo el aprendizaje que obtuve, pero con base en mi experiencia me gustaría recomendar tres aspectos cruciales de esta charla.

imagen-4
El primero es hacia el autocontrol a través de la conciencia, reinventarnos, cambiar los “ismos” sacar los machismos, nacionalismos, individualismos etc… y poner en el centro de la discusión a la persona y al sujeto, eliminar todos los estereotipos dejar de hacer diferencias entre hombres, y mujeres, pero ¡ojo!, no en forma competitiva (Ya somos como ellos o, ya les ganamos o ¡Hay que permitirles que nos alcancen en algo!) Cierto, hay una individuación biológica; por lo mismo hay que abrazarnos, hay que luchar juntos, hay que llorar juntos, hay que expresar emociones y sentimientos juntos… No vivimos ni en Marte, ni en Venus ¡Pies en la tierra!

¿Qué le dijo un jardinero a otro? “Disfrutemos mientras podamos” yo quiero proponer disfrutar el reinventarnos.

Mi segunda propuesta tiene que ver con Influir en los demás. Esto es como el miedo a los perros, cuando les temes, huelen tu miedo y te atacan… así es la influencia. Si yo mismo estoy bien, la relación con los demás va a cambiar y eso se convierte en un círculo virtuoso. (serotonina pura sin prosac)

Por favor rápidamente pásenle un reloj a la persona que está a su derecha… Levanten la mano quiénes lo pasaron y quiénes no, ¿Por qué? porque “nemo dat quod non habet” Nadie pueda dar lo que no tiene; gracias al trabajo de esta conciencia, mis hijos pudieron estudiar en una escuela metacognitiva (perdón por la palabreja), en donde niños, hombres y mujeres, tejían, danzaban, pintaban, a un lado las Laptops, los artilugios para correr con el lodo y expresar emociones. A raíz de un trabajo personal hubo ya una influencia positiva en mis chamacos, eso creo.

imagen-5
Y lo tercero tiene que ver con la MUERTE y la forma de enfrentarla en vida.

Finalmente está el círculo de lo que no controlamos y en lo que no podemos influir; este círculo tiene que ver con la muerte y éste es un buen día para recordarlo. Desde nuestros ancestros, el 2 de noviembre es un día sagrado en nuestro país, pero retoma un valor trascendente ante los recientes acontecimientos; estamos sensibles existen lágrimas y no podemos olvidar la tragedia, pero ojalá nunca olvidemos la unión y el testimonio, la epifanía que tuvimos, cuando los jóvenes tomaron las palas y los picos y los cinceles y con la esperanza de vida entonaban el himno ante cualquier rescate, la vida y la muerte irrevocablemente están en las salas y esto lo acabamos de ver en nuestros jóvenes y en algunos adultos. Si esto podemos lograr ante algo que no controlamos ¿Qué no podremos hacer ante algo que está en nuestras manos?

“vivimos como si nunca fuéramos a morir y morimos sin haber vivido”, ojalá que nunca se nos olvide cómo nos unimos como sociedad civil, así ¡Unámonos contra la violencia de género, contra las injusticias, contra la falta de equidad! no con palabras demagógicas, sino en congruencia entre lo que creemos y nuestros hechos, así se veían los jóvenes, como una flor de cempasúchil sin perder su individualidad creaban una sinergia de equipo eso es lo que necesitamos en nuestro país hombres y mujeres unidos en la ternura de una flor de cempasúchil.

Jorge Andere Martínez

1 Comentario

  1. Excelente reflexión querido Jorge. Me recuerda que somos relación, y más que a Buber me quedo con Levinas donde del tu surge el yo, la relación que nos vuelve para los otros y nos da existencia.
    Un abrazo
    Susana Muñoz Delgadillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment