lideres-BLOG
Lo que distingue a los Líderes

Si investigamos acerca de las señales que distinguen a los líderes, encontraremos modelos ideales que, al compararlos con la pasta humana, sencillamente no existen; por eso voy a compartir con ustedes una arista distinta que tiene que ver con los líderes de carne y hueso.

Por ejemplo, elegir una pareja de vida no es como entrar a un supermercado y armar al hombre o mujer ideales, no es una compra de atributos, que vamos echando en el carrito ..… una parte de ternura, otra de belleza física, un paquete de inteligencia, una caja de sensualidad, una botella de alegría etc… Además de que no existe la persona ideal, estaríamos destinados a vivir en la total frustración con el vacío y la “esperanza de que algún día encontraríamos esa pareja”.

Partamos de enfoques realistas. Antes que mostrar las competencias de un líder ideal, tratemos el tema con un sentido humano, ya que cada líder es único e irrepetible –No existen los estereotipos más que en la imaginación y en la literatura comercial– como lo somos todas las personas.

El éxito de un líder está basado, desde mi punto de vista, en tres fundamentos y tres competencias fundamentales:

  1. Son congruentes y viven en armonía con su propio temperamento

Conocimiento de sí mismo, de sus fortalezas y debilidades, riesgos y oportunidades. Hay líderes con temperamento más dinámico, dominantes y apasionados, mientras que otros son sensibles y carismáticos y también existen los calmados, analíticos y prudentes. Los tres son líderes, pero con un temperamento que reconocen y son lo que son sin imitar a otros. El éxito de cada manifestación temperamental dependerá de la situación en que se aplique el liderazgo.

  1. Se adaptan al estilo de sus seguidores sin poner en riesgo su propia autenticidad

La condición para conseguirlo es el conocimiento a fondo de los demás, que se obtiene a partir del conocimiento de uno mismo: Mejorando su competencia social.

  1. Conocen los factores de motivación de cada ser humano, lo que los mueve y lo que los lleva a la acción.

Conoce a fondo las necesidades de su gente, lo que impulsa a elegir los mejores factores de decisión.

 “Quod es nont fit” (Lo que ya es no está en proceso de ser). En resumen, la clave del liderazgo está en ser auténtico y congruente con el estilo propio y con la adaptación a la realidad del grupo y la posibilidad de influir sobre él, por eso líder es: Persona única, distinta al pueblo para servir al pueblo.

Y si pudiéramos hablar de tres competencias que se adaptan al temperamento, a mi parecer seleccionaría también tres:

  1. Visionario

Tiene claro el propósito, es visionario, innovador establece metas y objetivos orientados al crecimiento de su gente y al logro de resultados.

  1. Facilitador

Gestiona los recursos para alcanzar las metas, no pone obstáculos, facilita las cosas y ubica a cada jugador en el lugar donde sea efectivo, de acuerdo con su temperamento y formación.

  1. Congruente en sus valores

Existe unidad entre lo que piensa, dice, siente y hace, así de sencillo. No tiene que fingir, ni mentir para manipular, comprar para lograr que voten por él y sigan su falsedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment